Compra de Productos por Internet. Incumplimiento de Contrato. Cambio de precios al incorporar productos al carrito de compras

…»tratándose ello de una relación de consumo (art. 1, 3 LDC) ha de regirse dicha oferta conforme el art. 7 LDC “La oferta dirigida a los consumidores potenciales indeterminados, obliga a quien la emite durante el tiempo que la realice, debiendo contener la fecha precisa del comienzo y de finalización, así como también sus modalidades, condiciones o limitaciones.- La revocación de la oferta hecha pública es eficaz una vez que haya sido difundida por medios similares a los empleados para hacerla conocer.- La no efectivización de la oferta será considerada negativa o restricción injustificada de venta, pasible de las sanciones previstas en el artículo 47 de ésta ley”.- Así como los efectos que tiene la publicidad, cuyo artículo 8 dice “Las precisiones formuladas en la publicidad o anuncios, prospectos, circulares u otros medios de difusión se tienen por incluídas en el contrato con el consumidor y obligan al oferente.-…”.-

Ciglia Lelli, Lorena Natalia c/Falabella SA s/cumplimiento de contratos civiles – comerciales – Juzg. Civ. y Com. La Plata Nº 2 – 02/07/2021

La Plata, 2 de julio de 2021.-

AUTOS Y VISTOS: Las presentes actuaciones caratuladas “CIGLIA LELLI Lorena Natalia c/ FALABELLA S.A. s/ Cumplimiento de Contratos Civiles – Comerciales” Expediente nro. 92.268, de trámite ante éste Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial nro. 2, Secretaría única, a mi cargo; y que

RESULTANDO: I) Que a fs. 14/31 se presenta Lorena Catalina CIGLIA LELLI, en ejercicio de sus propios derechos, en causa propia, abogada inscripta en el Tomo … Folio … CALP, promueve demanda de cumplimiento de contrato y daños y perjuicios, reclamando la suma de $ xxxxxx (pesos xxxxx), con más intereses, costos y costas del juicio.-

Solicita que para el hipotético caso que la demandada no pudiere cumplir con el contrato o se interprete que no resulta procedente exigir el cumplimiento, deja planteado el incumplimiento contractual y la indemnización reclamada.-

Relata que conforme surge de la página web de Falabella es una de las más grandes compañías consolidadas de sudamérica que desarrolla actividad comercial a través de varias áreas de negocios, siendo los principales los de tienda por departamento, grandes superficies, mejoramiento y construcción del hogar, compañía de financiamiento global CMR, banco, viajes y seguros.- Como se puede observar uno de los rubros a que se dedica es la venta online de indumentaria, accesorios, calzado, artículos de deportes y del hogar a través de su página web www.falabella.com.ar.-

Según la citada página web oficial de Falabella Argentina en facebook “Falabella es la tienda por departamentos más importante de Sudamérica. En argentina estamos desde 1993 y ya contamos con 9 tiendas, ubicadas en las ciudades de Mendoza, Rosario, Córdoba; San Juan y Buenos Aires”.- Su misión es “Ofrecer siempre el mejor servicio para que cada cliente se sienta más satisfecho con nosotros, y colaborar en el desarrollo y crecimiento de la comunidad mediante acciones solidarias”.-

Indica que en su portal web www.falabella.com.ar se encuentran los productos que están a la venta, con características y precio.- Ello constituye la oferta pública toda vez que toda persona se encuentra en condiciones de acceder y aceptar la misma, por lo que está dirigida a una pluralidad indeterminada de personas.- Así ha desplegado desde la plataforma un sistema de compras online, servicio de atención al cliente en donde se efectúan los reclamos, consultas y además correo electrónico.-

Sostiene que el 14 de julio de 2015 se encontraban a la venta diversos productos ofrecidos en promoción en la página web www.falabella.com.ar realizando la compra de algunos bienes mediante su registro de usuario (correo electrónico lorenaccl@hotmail.com y sus datos personales), que sin embargo al intentar culminar el proceso de compra (de acuerdo al procedimiento establecido en la propia web), luego de aceptar la oferta pública, en oportunidad de incorporar el producto “al carro de compras” se modificaron todos los valores, en una burda operación tendiente a lograr que el consumidor piense que abona un precio pero que en realidad paga un mayor valor.- Es decir se atrae al consumidor mediante un precio tentador, pero que al momento de completar los datos y el pago se modifica el valor.-

Manifiesta que todos los detalles descriptos surgen de los emails que acompaña, siendo siete (7) los productos que intentaba comprar.- Ante esta situación generada procede a realizar el reclamo por correo electrónico a la demandada (contactenos@falabella.com.ar), en los siguientes términos: “Buen día, en la página ofrecen productos a un valor que, luego de aceptar la oferta pública efectuada, y al menos de efectuar el trámite de pago se modifican. Quisiera culminar la compra en las condiciones pactadas y ofertada por ustedes. Quedado a tu disposición para culminar la compra. Les ruego respondan a la brevedad. En todos los casos, si buscan los productos en moda o calzado, en el orden de menor a mayor. Gracias. Estos son los productos: 1) mocasines Newport en talle 37 -color negro-, está ofertado a $ 9,90 y cambia a $ 99; 2) Mocasines University Club -color marrón- talle 43, cambia el precio de $ 44,90 a $ 849; 3) Zapatillas Crostrain Sprint TR Reebok color celeste, talle 37, cambia el precio de $ 95 a $ 959; 4) Camisa Basament talle 17,5 color celeste, cambia de $ 35,90 a $ 299; 5) Bikini strapless Estrella Sweet Victorian talle 85 color azul, cambia el precio de $ 99 a $ 169. Lorena Ciglia Lelli DNI ……”; siendo que con fecha 16 de julio a las 11:39 Hs. personal de atención al cliente de Falabella responde vía correo electrónico de la siguiente manera “Estimada Lorena, buenos días: Hemos realizado la búsqueda de los productos mencionados en Falabella.com y ya no se observan publicados. Lamentamos no poder cumplir con tu requerimiento. Saludos cordiales. Servicio de atención al cliente”.-

Sostiene que el reclamo fue realizado el 14 de julio de 2015 y la respuesta recién se produjo dos días después.- Tiempo en el que lógicamente la página web resultó modificada o se la actualiza diariamente.- No resulta un dato menor que la respuesta se haya producido 48 horas después y luego del reclamo, lo que posibilitó al demandado realizar todas las modificaciones y luego dar respuesta, lejos de dar respuesta y un trato digno al consumidor, se burla del mismo.-

Denuncia que el citado correo electrónico de atención al cliente del 16/7/15 le envía nuevo reclamo el 16 de julio de 2015 a las 20:46 Hs. con el siguiente texto “Cuando hice el reclamo estaban publicados ¿Usted me está negando eso?; siendo que jamás le fue respondido.-

Relata que nuevamente el 16 de julio de 2015 ingresa al portal de ventas www.falabella.com.ar y observa que se encontraban a la venta unas zapatillas que intentó adquirir (Freestyle Brigth Ultrareebok) en talle 37 publicadas a $ 429, pero nuevamente cuando intenta culminar el proceso de compra el valor se incrementa a $899, con lo cual nuevamente efectúa reclamo por correo electrónico en los siguientes términos “Hola quisiera comprar un par de zapatillas Freestyle Brigth ultra Reebok en talle 37 que se encuentran publicadas a $ 429, pero cuando intento abonar me cambian sustancialmente su valor a $ 859-. Teniendo en cuenta que ya acepté la oferta realizada por favor le pido me indiquen forma de continuar con el trámite. Gracias. Lorena Ciglia Lelli”.- A ello la demandada respondió con fecha 17/7/15 en los siguientes términos “Estimada Lorena buenas tardes: le informamos que el talle que se encuentra con precio promocional es el 41 únicamente. Saludos cordiales. Servicio de atención al cliente”.-

Sostiene que esa aclaración en ningún momento surgía de la oferta, siendo una burda excusa para pretender evitar el cumplimiento de sus obligaciones.-

Además indica que todas las operaciones pretendió realizarlas mediante el pago de la tarjeta de crédito del Banco Santander Rio que poseía descuentos del 25 % de descuento en sus productos.-

Relata que ante el incumplimiento sistemático de las obligaciones contractuales en un sinnúmero de contrataciones, habiendo realizado denuncia ante la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor de la Municipalidad de La Plata (Expediente nro. 992673/2016) donde el demandado lejos de asumir el efectivo cumplimiento del contrato, se limitó a ofrecer la suma insignificante de $ 800- con el objeto de conciliar el asunto.- Resulta importante remarcar que la demandada reconoció la publicación de los productos de acuerdo al relato realizado, en tanto sostuvo que el acto de audiencia celebrada el 25/4/2016 a las 10:15 Hs. que “… el problema se debió a un error en la publicación de la página web…”; como tampoco negó el intercambio de correos electrónicos ni el relato de los hechos conforme realiza en ésta demanda.-

Entiende que la demandada incurre en incumplimiento contractual, incumpliendo la oferta realizada y el art. 7, 10 bis, 11, 37, 40 bis, 52 de la LDC, incumplimiento ofrecer al consumidor de información veraz y adecuada, trato digno, derecho a tener respuesta adecuada y veraz, publicidad engañosa y todo el plexo de protección del consumidor.-

Al momento de determinar el reclamo indemnizatorio reclama el cumplimiento de contrato, mas la suma de $ xxxxx de daño moral y la suma de $ xxxxx de daño punitivo.-

Acompaña la prueba documental y ofrece el resto de la prueba que intenta hacer valer en defensa de sus derechos e intereses.-

II) Que a fs. 36 asume intervención del art. 52 de la Ley Nacional 24.240 y 27 de la Ley Provincial 13.133 el representante del Ministerio Público Fiscal.-

III) Que a fs. 48/54 se presenta el Abog. Aníbal Gabriel BRENER (Tomo … Folio … CASI) invocando el carácter de letrado apoderado de Falabella SA, a efectos de contestar demanda de cumplimiento contractual y daños y perjuicios iniciada en su contra, a cuyo efecto realiza una negativa general y particular de todos los hechos, circunstancia y documentación indicados en el escrito de demanda.-

Sostiene que la demanda es una recopilación de doctrina y jurisprudencia que no es aplicable al caso, pretendiendo con la excusa de las cargas dinámicas probatorias desentenderse del hecho esencial del reclamo cual es acreditar haber efectuado la compra y/o que se haya modificado el precio de los productos, y ello jamás puede ponerse en cabeza de ésta parte porque se trata de un hecho positivo de la actora probar que intentó comprar y probar a ésta parte un hecho negativo como es que nunca intentó hacer la compra.- La accionante debe acreditar que intentó efectuar la compra.-

Relata que la accionante no acompaña impresa las constancias que intentó realizar la compra, como asimismo las características de la oferta, así como las modificaciones que se realizaba en el precio.-

Manifiesta que el hecho de que se haya efectuado un ofrecimiento no implica reconocimiento alguno, sino por el contrario demuestra la vocación para la satisfacción del cliente en su caso ofreciéndole un importe equivalente al producto que dijo pretende adquirir y supuestamente no pudo.-

Indica que en la compra tuvo inconvenientes en la adquisición de unos mocasines pero nada dice del resto de productos, por qué no los adquirió.-

Denuncia que se le ofreció a la accionante el importe del producto, ofreciéndole la suma de $ 800, pero que se rechaza porque se pretende un lucro injustificado.-

Sostiene que no hay incumplimiento, ni tampoco daño que resarcir, no encontrándose cumplido los extremos legales para la procedencia de lo reclamado, se opone y rechaza cada uno de los rubros reclamados como su cuantificación.- Se opone a la aplicación de la tasa de interés activa, se opone a la intimación a acompañar el listado de productos ofrecidos los días 14 al 17 de julio de 2015 por cuanto importa el relevamiento de millones de productos ofrecidos en la página web y que muchos productos exceden a lo que es objeto del proceso.- También se opone a que se incorporen los convenios con el Banco Santander Rio.-

Manifiesta que resulta imposible acompañar constancias de compra venta realizada por la accionante por cuanto la misma no se ha realizado.-

Acompaña la prueba documental y no ofrece otro tipo de pruebas.-

IV) Que a fs. 74/75 se presenta Lorena Catalina Ciglia Lelli por derecho propio y en causa propia, acompañando documentación posterior al inicio de la demanda y que posee trascendencia relevante para el caso.-

Amplia la prueba documental y denuncia que la documentación se encuentra incorporada por acta notarial en las actuaciones “MULLER Gustavo Gaston c/ Falabella SA s/ Daños y Perjuicios por Incumplimiento Contractual” Causa nro. 21684 de trámite por ante el Juzgado de Primera Instancia en Civil y Comercial nro. 10 de La Plata, todo lo que ofrece como prueba.-

Que a fs. 78/96 se agrega copia certificada de acta notarial remitida por el Juzgado Civil y Comercial nro. 10 de La Plata.-

V) Que con fecha 24/9/20 se realiza Audiencia Preliminar de Prueba y se ordena la producción de la ofrecida por las partes, más luego con fecha 15/3/21 el Actuario certifica el vencimiento del plazo probatorio y de la incorporada al proceso; siendo que con fecha 18/5/21 se dicta el correspondiente llamamiento de autos para dictar sentencia definitiva.-

Con fecha 4/5/21 se agrega dictámen final realizado por el representante del Ministerio Público Fiscal.

CONSIDERANDO: I) Que es sabido que a partir del 1 de agosto de 2.015 entró en vigencia el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación (Ley Nacional 26.994 y modif.), que mediante el artículo 4 dispuso “Deróganse el Código Civil, aprobado por Ley 340, y el Código de Comercio, aprobado por las Leyes 15 y 2637, excepto los artículos 891, 892, 907, 919, 926, 984 a 996, 999 a 1003 y 1006 a 1017/5, que se incorporan como arts. 631 a 678 de la Ley 20.094, facultándose al Poder Ejecutivo Nacional a reenumerar los artículos de la citada ley en virtud de la incorporación de las normas precedentes”, y que en cuanto a su aplicación temporal de la nueva normativa su artículo 7 dispone “A partir de su entrada en vigencia, las leyes se aplican a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes.- Las leyes no tienen efecto retroactivo, sean o no de orden público, excepto disposición en contrario.- La retroactividad establecida por la ley no puede afectar derechos amparados por garantías constitucionales.- Las nuevas leyes supletorias no son aplicables a los contratos en curso de ejecución, con excepción de las normas más favorables al consumidor en las relaciones de consumo”.-

En tal sentido la nueva legislación civil y comercial será de aplicación a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas que se produzcan entre la constitución y extinción, excepto las consecuencias y efecto ya producidos, en cuyo caso no resulta aplicable con carácter retroactivo, salvo que se disponga normativamente su retroactividad y siempre que no afecten derechos amparados constitucionalmente, o se traten de contratos en curso de ejecución regulados por la legislación del consumidor (Conf. Julio César Rivera, Interpretación de la Ley, Unificación Código Civil y Comercial de la Nación, etc., La Ley 4/5/2015).-

Teniendo en cuenta que la presente causa en cuanto se reclama cumplimiento de contrato de compraventa por oferta pública realizada en plataforma web de la demandada y más daños y perjuicios, todo lo que se ha derivado de los actos preparatorios de la contratación realizado el 14 de julio de 2015 y 16 de julio de 2015, y teniendo en cuenta lo que ha sido dictaminado por el Agente Fiscal, y encontrándonos en el caso frente a una relación de consumidor, será de aplicación en el caso las condiciones particulares de la oferta de contratación, junto a las disposiciones del contrato de consumo que regula el Código Civil y Comercial de la Nación (arts. 1092/1122 y cc. Ley 26.994 y modif.), la Ley Nacional de Defensa del Consumidor (Ley Nacional 24.240 y modif.), y la Ley Provincial 13.133 (Código Provincial del Consumidor).-

II) EL OBJETO DEL PROCESO. Teniendo en cuenta lo que resulta de la pretensión expresada por quien promueve demanda judicial (art. 330 CPCC), se reclama el cumplimiento del contrato de compraventa conforme la oferta indeterminada que realizaba la demandada Falabella S.A, en su portal www.falabella.com.arhaciéndosele entrega de los productos que manifiesta haber adquirido, o en caso de ser de cumplimiento imposible se lo indemnice por el incumplimiento del contrato, más daño moral y daño punitivo.-

III) LA PRUEBA.- OFERTA INDETERMINADA.- COMPRAVENTA ONLINE.- Que de acuerdo a lo expresado en demanda y lo que ha sido expuesto por la demandada (art. 330, 354 inc. 1) CPCC), resulta por cierto que Falabella S.A. realiza ofertas de venta de artículos mediante la plataforma web www.falabella.com.ar.-

Y que tratándose ello de una relación de consumo (art. 1, 3 LDC) ha de regirse dicha oferta conforme el art. 7 LDC “La oferta dirigida a los consumidores potenciales indeterminados, obliga a quien la emite durante el tiempo que la realice, debiendo contener la fecha precisa del comienzo y de finalización, así como también sus modalidades, condiciones o limitaciones.- La revocación de la oferta hecha pública es eficaz una vez que haya sido difundida por medios similares a los empleados para hacerla conocer.- La no efectivización de la oferta será considerada negativa o restricción injustificada de venta, pasible de las sanciones previstas en el artículo 47 de ésta ley”.- Así como los efectos que tiene la publicidad, cuyo artículo 8 dice “Las precisiones formuladas en la publicidad o anuncios, prospectos, circulares u otros medios de difusión se tienen por incluídas en el contrato con el consumidor y obligan al oferente.-…”.-

Y para acreditar que el accionante se ha interesado en perfeccionar la oferta pública de venta realizada desde su página web, tengo en cuenta que por éste mismo reclamo se inició expediente administrativo nro. 4061-992673/2016 (se incorporan copias certificadas) de la Dirección Municipal de La Plata, que iniciado por denuncia que realizara Lorena Catalina Ciglia Lelli, efectúa reclamo contra Falabella SA por los mismos hechos que motivan éste proceso judicial, se observa que en acta de audiencia conciliatoria realizada el 25/4/2016 en la que participó la denunciante y el letrado apoderado de la firma Falabella SA donde consta “Abierto el acto y cedida la palabra a la consumidora manifiesta que ratifica la denuncia en todos sus términos.- Por la denunciada Falabella SA manifiesta que el problema se debió a un error en la publicación en la página web, y a modo de compensación la empresa ofrece una orden de compras por el valor de $ 800-.- Por la denunciada manifiesta que ratifica el petitorio, el cual requiere que el denunciado cumpla con la oferta pública y en virtud del expreso reconocimiento efectuado solicito se aplique las sanciones pertinentes.- Haciéndose reserva de reclamar los daños y perjuicios en sede judicial.- SE RESUELVE, atento lo expuesto y a la falta de acuerdo, elevar los presentes obrados al área de imputaciones…”.- Y con fecha 16/11/2016 la autoridad municipal realiza imputación formal contra Falabella SA por presunta infracción a los arts. 4, 7 y 19 de la Ley 24.240.-

Sumado a ello tengo que a fs. 78/96 se agrega copia certificada del acta de constatación notarial realizada con fecha 13/7/15 por la escribana Florencia Rocco (adscripta al registro notarial nro. 456 de La Plata), quien a requerimiento de Gustavo Gastón Muller procedió a protocolizar diversas pantallas extraídas del sitio web htpp://www.falabella.com.ar los que han sido ofrecidos públicamente con un precio, pero al momento de avanzar con el proceso de compra dichos precios se ven modificados, procediendo a realizar impresiones de pantalla.- Esta constatación notarial y documentación ha sido realizado por Gustavo Gastón Muller quien resulta ser cónyuge de la aquí actora, y que con dicha prueba documental ha sido incorporado al proceso judicial “ “MULLER Gustavo Gastón c/ FALABELLA S.A. s/ Daños y Perjuicios Incump. Contractual” de trámite ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial nro. 10 de La Plata.-

Y esa intención de aceptar la oferta pública y perfeccionarla también resulta acreditada con el dictamen pericial informático realizado por la perito analista de sistemas (30/1/21) María Alejandra Martinoli que determina que los correos electrónicos acompañados por la actora se corresponden con su dirección electrónica, así como su contenido, fecha de emisión y recepción, como asimismo la dirección de destinatario contactenos@falabella.com.ar.- Dictámen pericial notificado a todas las partes y ha quedado consentido (art. 384, 474 CPCC).-

No resulta demás recordar, y tal como se ha hecho saber a las partes en el auto procesal de apertura a prueba de fecha 24/9/20, el presente asunto resulta encuadrable entre los casos de conflictos de derechos e intereses en los que se encuentran involucrados usuarios y consumidores (art. 42 CN; art. 38 CPBA; art. 1, 3 LDC), rigiendo en éste tipo de procesos el sistema probatorio de cargas dinámicas en la que no sólo cabe la carga de acreditar los hechos y supuestos invocados por parte de quien lo alega o invoca (art. 375 CPCC), sino fundamentalmente la carga del proveedor o vendedor de demostrar que de su parte no hay incumplimiento, habiendo obrado de manera diligente haciendo una oferta pública de venta en la que sus términos sean claros y entendibles para el común de la gente, las condiciones precisas de la operación, y contener toda la información adecuada y veráz acerca de las característica del producto, precio, modo de pago, etc..- Así el art. 53 de la LDC dispone “… Los proveedores deberán aportar al proceso todos los elementos de prueba que obren en su poder, conforme las características del bien o servicio, prestando la colaboración necesaria para el esclarecimiento de la cuestión debatida en el juicio…” y el art. 1735 del CCCN que “No obstante, el Juez puede distribuir la carga de la prueba de la culpa o haber actuado con la diligencia debida, ponderando cuál de las partes se halla en mejor posición para aportarla”.-

Que a mayor abundamiento, la demandada en el auto procesal de apertura a prueba resultó intimada a “acompañar impresión del listado de productos ofrecidos a la venta durante el periodo 14/7/2015 al 17/7/2015 inclusive; correos electrónicos remitidos y recibidos entre parte actora y demandada; acuerdos comerciales para la promoción o venta de productos con intervención del Banco Santander Río”, y que lejos de cumplirlo sólo manifestó que resultaba imposible su incumplimiento (ver escrito fecha 1/10/20).- Y es sabido que sólo le bastaba con acompañar los catálogos vinculados a los productos ofertados y que hace referencia el accionante en demanda, que amén de no acompañarlos, se escuda en una imposibilidad genérica y que resultaba también de su propio interés para acreditar que no existe el incumplimiento que se le atribuye, así como la sin razón del consumidor que la demanda.- Nada de ello ha ocurrido, restando colaboración procesal la demandada (art. 53 LDC).-

Además la demandada no es un inexperta en el comercio electrónico ya que promociona, publicita e invita a potenciales compradores a que adquieran productos mediante su plataforma web www.falabella.com.ar, asumiendo ella misma el cumplimiento de la condiciones legales en que se debe hacer una oferta pública conforme el sistema legal vigente.- La ley de protección de los consumidores y usuarios es de orden público (art. 65 LDC) y que la empresa comerciante no desconoce.-

Conforme ello, lo que ha sido reconocido frente a un funcionario público municipal (Dirección de Defensa Consumidor Municipalidad de La Plata) que se “debió a un error de publicación”, las conclusiones de la prueba pericial informática en cuanto al intercambios de correos electrónicos entre las partes, el acta de constatación notarial realizada por el esposo de la accionante y que motivara otro proceso judicial de trámite por ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial nro. 10 de La Plata, así como la falta de colaboración probatoria y evasivas en que ha incurrido la demandada (no ofreció prueba pericial en su sistema informático de comercialización, ni acompaño los correos electrónicos de reclamo, ni ha aportado prueba que la desvinculara de los hechos como se presentan en demanda), tengo por cierto que la accionante ha pretendido aceptar el día 14 de julio de 2015 la oferta pública que realizada la demandada Falabella SA en su página web para la compra de mocasines Newport talle 37 color negro ofertado a $ 9,90 y luego cambia a $ 99,00, mocasines University Club color marrón talle 43 ofertado a $ 44,90 y luego cambia a $ 849; zapatilla Crostrain Sprnt TR Reebok color celeste talle 37 ofertado a $ 95 y luego cambia a $ 959, camisa Basement talle 17.5 celeste ofertado a $ 35,90 y luego cambia a $ 299, bikini volados Sweet Victorian ofertado a $ 99 y luego cambia a $ 161, camisa Grunge Bsement talle L color rojo ofertado a $ 29,90 y luego cambia a $ 149, bikini Strapless Estrella Sweet Victorian talle 85 color azul ofertado a $ 99 y luego cambia a $ 169.- Y que los cambios automatizados del precio que se provocan de la propia plataforma informática que diseña, programa y administra la propia oferente, no la excusan de la responsabilidad que tiene sobre la misma.-

Y aún cuando el error o el equívoco pudiera ser enmendable reconociendo el oferente el mismo y respetando la oferta aceptada por el consumidor, no sólo nada de ello ha ocurrido, sino por el contrario ante los reclamos realizados a la dirección electrónica que pone a disposición la oferente vendedora, se le responde con evasivas como ser “los productos ya no se observan publicados” o “el precio corresponde al talle 41 y no al 37”, todas respuestas insuficientes y evasivas por cuanto nunca resultaban parte de la oferta las condiciones alegadas ante los reclamos.- Así también la oferta que se realizaba resultaba carente de información ya que no se especificaba si el precio correspondía a todos los talles o no.-

Conforme ello, asiste razón a la accionante en su reclamo por cuanto la demandada ha realizado una oferta pública de venta de bienes sin adecuada información veráz ni especificación clara y concreta de los términos de la compraventa, utilizando una plataforma web que desarrollaba mecanismos de modificación del precio entre lo informado y aumentado al momento de su aceptación, así como trato deficiente e indigno ante los reclamos que realiza el consumidor, por lo que por todo ello deberá responder (arts. 1, 3, 4, 8, 8 bis, 10, 10 bis, 40, 52, 53, 65 y cc LDC; arts. 1,5, 9, 10, 957, 959, 961, 963, 971, 974, 984, 1092, 1093, 1094, 1096, 1097, 1100 y cc. CCyCN).-

IV) DAÑOS: Que teniendo en cuenta los términos de la demanda y lo que ha sido reclamado en la misma, el consumidor accionante reclama el cumplimiento del contrato según la oferta realizada y si resultare su cumplimiento imposible se lo indemnice por el incumplimiento contractual, y los daños y perjuicios que los reclama por daño moral y daño punitivo.-

DAÑO DIRECTO: Teniendo en cuenta que la pretendida compraventa mediante la aceptación de la oferta on line se pretendía la compra de mocasines Newport talle 37 color negro ofertado a $ 9,90 y luego cambia a $ 99,00, mocasines University Club color marrón talle 43 ofertado a $ 44,90 y luego cambia a $ 849; zapatilla Crostrain Sprnt TR Reebok color celeste talle 37 ofertado a $ 95 y luego cambia a $ 959, camisa Basement talle 17.5 celeste ofertado a $ 35,90 y luego cambia a $ 299, bikini volados Sweet Victorian ofertado a $ 99 y luego cambia a $ 161, camisa Grunge Bsement talle L color rojo ofertado a $ 29,90 y luego cambia a $ 149, bikini Strapless Estrella Sweet Victorian talle 85 color azul ofertado a $ 99 y luego cambia a $ 169.-

Así hay una diferencia entre lo ofertado y lo realmente cobrado, que en el caso concreto del reclamo se ofertaban todos los productos al total de $ 413,16- (pesos cuatrocientos trece con 16/100) cuando en realidad al aceptarse la compra se modificaban en mayor precio y se convierte en una operación de $ 2.685- (pesos dos mil seiscientos ochenta y cinco).-

Que de acuerdo al art. 7, 8 y cc. de la Ley 24.240 y modif. la oferta pública obliga a quien la realiza, y siendo que se reclama el cumplimiento del contrato según la oferta y en caso de su imposibilidad (art. 10 bis LDC) se lo indemnice, he de receptar el reclamo y condenar a la demandada Falabella SA a que dentro del plazo de diez (10) días haga entrega de los productos solicitados por el consumidor o en caso de imposibilidad sea indemnizada por la suma equivalente a la totalidad del precio de los productos según su valor mayor, es decir la suma de $ xxxxx (pesos xxxxxxxx) más sus intereses desde la fecha de realización de oferta (14/7/15).-

DAÑO MORAL: La accionante en su demanda reclama la reparación del daño moral como consecuencia del trato indigno y degradante al que ha sido sometido por las prácticas desplegadas por la demanda, así como la falta de respuesta satisfactoria.-

El Código Civil y Comercial de la Nación (Ley Nacional 26994 y modif) en su art. 1741 dispone “Están legitimados para reclamar las indemnización de las consecuencias no patrimoniales el damnificado directo… El monto de la indemnización debe fijarse ponderando las satisfacciones sustitutivas y compensatorias que pueden procurar las sumas reconocidas”.-

Que el daño moral es la reparación de las molestias, angustias, así como la pérdida de la tranquilidad de espíritu que el incumplimiento de una obligación legal o convencional se deriva.- En nuestro caso particular, si bien se trata del daño moral que se deriva del incumplimiento contractual de una compraventa inmobiliaria, y por el que la doctrina resulta reticente al reconocimiento del daño moral en materia de contratos, no es menos cierto que esa estrictez propia de los contratos en general, no debe ser la misma apreciación valorativa en los contratos de consumidor.-

Así también el art. 8 bis LDC dispone “Los proveedores deberán garantizar condiciones de atención y trato digno y equitativo a los consumidores y usuarios.- Deberán abstenerse de desplegar conductas que coloquen a los consumidores en situaciones vergonzantes, vejatorias e intimidatorias.- …” y el art. 1097 del CCyCN “Trato digno.- Los proveedores deberán garantizar condiciones de atención y trato digno a los consumidores y usuarios.- La dignidad de la persona debe ser respetada conforme a los criterios generales que surgen de los tratados de derechos humanos.- Los proveedores deben abstenerse de desplegar conductas que coloquen a lo consumidores en situaciones vergonzantes, vejatorias e intimidatorias”.-

Como ya quedó establecido ut supra la relación jurídica que unió a las partes del litigio se trata de un contrato de compraventa mediante el sistema de oferta pública realizada por plataforma web de la demandada, y que conforme lo ya expuesto anteriormente, el consumidor ha padecido los efectos negativos de una oferta falta de información, poco precisa y exacta en tanto no se informaba si la oferta incluía todos los talles o números del producto ofrecido, el sometimiento a engaño por cuanto la oferta se realizaba por un precio y luego automáticamente el sistema al aceptarse se convertía a un precio diferente y mayor, como tampoco sus reclamos fueron atendido en forma oportuna y adecuada desentendiéndose de la situación, todo ello siempre en perjuicio del consumidor comprador, ´potenciando su posición de debilidad y frustración del negocio.-

Esa conducta de padecer una publicidad engañosa, el no dar respuesta adecuada a sus reclamos, esa perpetración de una situación en la que siempre el que no entiende o no comprende la oferta es el consumidor, o que nunca tiene razón en sus reclamos, todas ellas son claras conductas de abuso de la posición de dominio que tiene el vendedor o proveedor frente al consumidor.-

Se trata de un incumplimiento o frustración normal del contrato.- ¿Es esperable por el consumidor que no se cumpla con la oferta prometida?.- ¿Resulta previsible para el consumidor que no se cumpla o ejecute el contrato? ¿Es regular que la oferta pública realizada en una plataforma web se modifique en su precio ofertado y el que resulta de la compra final?.- Claramente que no, ya que de las circunstancias particulares del caso la conducta asumida por Falabella SA debe ser encuadrada como aquellos supuestos que constituyen un trato indigno y degradante del consumidor.-

Conforme ello, las circunstancias particulares del caso, el trato recibido de parte de la demandada, y la consecuencias anímicas que la frustración del negocio provocan en su estado de ánimo y tranquilidad de espíritu de quien resulta engañado, más someterlo al circuito de reclamos, entre otras conductas abusivas; considero que debe hacer lugar a la reparación del daño moral por frustración del contrato, estimando justo y razonable fijarlo en valores de $ xxxxxx (pesos xxxxxxx), los que se fijan a valores actuales de sentencia.-

DAÑO PUNITIVO: Que la accionante en su demanda solicita de sancione a la demandada por daño punitivo de la ley del consumidor.-

Teniendo en cuenta que la ley de defensa del consumidor en su art. 52 bis dispone “Al proveedor que no cumpla con sus obligaciones legales o contractuales con el consumidor, a instancia del damnificado, el Juez podrá aplicar una multa civil a favor del consumidor, la que se graduará en función de la gravedad del hecho y demás circunstancias del caso, independientemente de otras indemnizaciones que correspondan…”.-

El daño punitivo no se trata del resarcimiento de un daño o perjuicio en patrimonio del daminificado, sino se constituye en una sanción civil disuasoria aplicable a los fabricantes, distribuidores, y vendedores, que abusando de su posición económica dominante desconoce gravemente los derechos de los usuarios y consumidores.-

La jurisprudencia ha sostenido que «El daño punitivo ha sido definido como las sumas de dinero que los tribunales mandan pagar a la víctima de ciertos ilícitos, que se añaden a las indemnizaciones por daños realmente experimentados por el damnificado, que están destinados a punir graves inconductas del demandado y a prevenir hechos similares en el futuro. El instituto abastece tres funciones: i) sancionar al causante de un daño inadmisible; ii) hacer desaparecer los beneficios injustamente obtenidos provenientes de la actividad dañosa, iii) prevenir o evitar el acaecimiento de hechos lesivos similares al que mereciera la punición. CC0203 LP 126465 RSD-260-19 S 12/12/2019 Juez SOTO (MA) Carátula: Delia Carlos Pablo C/ Volkswagen S.A. De Ahorro Para Fines Determinados Y Otro/a S/ Cobro Sumario (exc.alquileres, etc.) Magistrados Votantes: Soto-Larumbe Tribunal Origen: JZ0000SO; «La norma es clara en cuanto a que exige para su aplicación un solo requisito para la procedencia del daño punitivo: que el proveedor no cumpla sus obligaciones legales o contractuales con el consumidor. Esta disposición, apartándose de las sugerencias efectuadas a nivel doctrinario, no exige un grave reproche subjetivo en la conducta del dañador ni un supuesto de particular gravedad caracterizado por el menosprecio a los derechos del damnificado o a intereses de incidencia colectiva ni a los supuestos de ilícitos lucrativos. Sólo dispone que procede cuando se incumplen obligaciones legales o contractuales. CC0202 LP 124946 154 S 18/06/2019 Juez BANEGAS (SD) Carátula: PAOLI PABLO ORESTE C/ BANCO CREDICOP. COOP. LTDO. Y OTRO/A S/ DAÑOS Y PERJ. INCUMP. CONTRACTUAL (EXC. ESTADO) Magistrados Votantes: Banegas-Hankovits Tribunal Origen: JC0700LP; entre otros.-

En el presente caso la empresa demandada promociona la oferta indeterminada de venta de productos que promocionados y ofrecido a un precio determinado, ocurre que luego de aceptar la oferta la propia plataforma al incorporarlo al “carrito de compra” lo transforma en un precio mayor al ofrecido inicialmente.- Claramente se trata de una oferta engañosa, y que la propia oferente debe hacerse responsable por cuando la misma además de ser de su propiedad, es quien la administra y diseña los programas informáticos utilizados.- Se ha diseñado una mecanismos mediante la plataforma de la página web www.falabella.com.ar que mediante engaño al consumidor se ofrece un producto a un precio y que luego se convierte en otro mayor.-

Esta forma de programar los sistemas informáticos de venta mediante oferta pública de la demandada inducen a engaño del consumidor, generando una potencialidad indeterminadas de sujetos engañados, que donde siempre el engaño será en favor del oferente y no del consumidor.-

Esta práctica desleal, maliciosa, de un obrar de mala fe, que potencia el sometimiento al consumidor como destinatario de la oferta, considero que hacen encuadrable en el caso la aplicación del daño punitivo previsto en el art. 52 bis de la LDC.-

Por todo ello, teniendo como parámetro la masividad de las condiciones de ofertas bajo la misma conducta abusiva, que se trata de una empresa que hace de sus compra por sitio web una modalidad sencilla y ágil, y teniendo en cuenta los límites que establece la ley, he de propiciar se recepte el reclamo de daño punitivo y que lo fijo en la suma de $ xxxxxxx (pesos xxxxxxxx) los que se fijan a valores de sentencia.-

V) LA SENTENCIA: En atención a lo que ha sido motivo de desarrollo en párrafos anteriores, acreditado las condiciones de la oferta indeterminada de venta que se realizaba en la modalidad de ventas on line en su plataforma web (www.falabella.com.ar), deberá hacer entrega dentro del plazo de diez (10) días los siguientes productos ofertados: mocasines Newport talle 37 color negro, mocasines University Club color marrón talle 43, zapatilla Crostrain Sprnt TR Reebok color celeste talle 37, camisa Basement talle 17.5 celeste, bikini volados Sweet Victorian, camisa Grunge Bsement talle L color rojo, bikini Strapless Estrella Sweet Victorian talle 85 color azul; y en caso de no poder cumplir con su entrega deberá abonar en concepto de indemnización por el incumplimiento de la oferta la suma de los productos al precio que se ofrecía en la modalidad de su precio mayor -es decir la suma de $ 2.685- (pesos dos mil seiscientos ochenta y cinco) con más sus intereses.-

Además la sentencia de condena en cuanto prospera deberá abonar dentro del plazo de diez (10) días la suma de $ xxxxxx (pesos xxxxxxxxx), correspondiente a $ xxxxx de daño moral y de $ xxxxxx en concepto de daño punitivo.-

VI) INTERESES: La accionante en su escrito inicial de demanda solicita que a las sumas de dinero de condena se apliquen los intereses a la tasa activa (art. 768 CCyCN).-

Que en la materia de intereses a aplicarse en las demandas de incumplimiento contractual o reparación de daños y perjuicios, y en hipótesis de inexistencia de un interés legal o convencional, ha sido criterio reiterado de la Suprema Corte Bonaerense la tasa de interés que paga el Banco de la Provincia de Buenos Aires en sus depósito a treinta días (tasa pasiva).-

Aún manteniéndose éste criterio jurisprudencial, en los últimos tiempos ha entendido la aplicación de la denominada “Tasa Pasiva Digital” (BIP), al no considerar sendos recursos extraordinarios contra sentencias que ordenaron su aplicación, rechazando el recurso por considerar que no se violentaba su doctrina (SCBA 11/3/2015 “Zoccaro, Tomas Alberto c/ Provincia ART s/ Daños y Perjuicios”; 6/5/2015 “Tarelli, Walter santos c/ Ministerio de Seguridad s/ Enfermedad Profesional”; 6/5/2015 “Marmol, Mabel Susana c/ Dirección General de Cultura y Educación s/ Enfermedad Profesional”.-

En estos precedentes citados -aún tratándose de causas de naturaleza laboral, y que se aplica según doctrina de la SCBA la tasa de interés pasiva- ha sostenido que “…Sentado lo expuesto, corresponde abordar el cuestionamiento que gira en torno a la parcela del fallo en el cual el juzgador de origen dispuso la aplicación de la tasa que paga el Banco de la Provincia de Buenos Aires en las operaciones de depósito a treinta días a través del sistema Banca Internet Provincia, esto es, la tasa pasiva en la indicada variante denominada “digital”.-

Desde esta perspectiva, no se verifica vulnerada la doctrina legal de ésta Corte que denuncia y cita la apelante elabora en torno a la tasa de interés, pues precisamente ella se ampara en el fallo de origen.- Sin perjuicio de ello, en atención a la crítica que porta el recurso, se advierte -en rigor- que la quejosa plantea su disconformidad con la decisión en su expresión cuantitativa, agraviándose de la aplicación del aludido índice sin poner – por lo demás- cuál sería -a su criterio- el que considera correcto.-

De todos modos, aún en ésta última hipótesis, éste Tribunal ya se ha expedido sobre el tópico en la causa RI 118.615 “Zoccaro”, resol. Del 11-3-2015, en donde se ha establecido que el planteo traído conduce a una discusión irrelevante en el plano jurídico , pues subyace en él una cuestión insustancial limitada a una ecuación estrictamente económica derivada de la aplicación de una determinada alícuota en el marco de variantes que puede ofrecer el tipo de tasa de interés pasiva, lo que, más allá de su magnitud pecuniaria, carece de trascendencia para merecer atención de ésta Suprema Corte, en virtud de la elevada misión que le cabe (art. 31 bis Ley 5827 y modif.; conf. Doct. Causas C 103.088 “Campi”, sent. 13-VIII-2014; C 109.560 “Spinetta”, sent. Del 4-IX-2013; C 107.383 “Barigozzi”, sent. Del 22-VIII-2012).-

En materia de daños y perjuicios existen diversos precedentes de los tribunales bonaerenses entre los que pueden citarse la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de La Plata, Sala 3era., in re “Serpe Marcelo Luis c/ Semana Federico y otros s/ Daños y Perjuicios” del 26/5/15; Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Mar del Plata, Sala 2da., in re “Avila Rosa c/ Transportes 25 de Mayo SRL y otro s/ Daños y Perjuicios” del 9/9/14, y “Remy Juan Domingo c/ Viola Orlando s/ Daños y Perjuicios” del 4/11/14; Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Morón, Sala 2da., in re “Paez Hugo y otra c/ D.U.V.I. S.A. s/ Daños y Perjuicios”; entre otros.-

Que no debe perderse de vista que la reparación de los daños y perjuicios debe ser completa, total, y reparadora en su integridad, procurando recomponer patrimonialmente al acreedor de la obligación al momento previo a la ocurrencia misma del evento dañoso.- Y para ello no se trata de reajustar la obligación dineraria ni indexarla ni repotenciarla, sino simplemente seguir los criterios de la doctrina de la Suprema Corte de Justicia Bonaerense que aplicando la tasa pasiva y dentro del menúes de variantes que permite el Banco Oficial (Banco de la Provincia de Buenos Aires).- Y ello se cumple con la aplicación de la denominada tasa pasiva digital, la que comenzó a ser utilizada por el Banco de la Provincia de Buenos Aires a partir del 19 de agosto de 2.008.-

Y esta ha sido la interpretación mayoritaria hasta el 1 de agosto de 2.015, fecha de entrada en vigencia del Nuevo Código Civil y Comercial (Ley Nacional 26.994 y modif.) que derogó al Código Vélez Sarsfield, en su consecuencia derogando el art. 622, siendo de aplicación ahora el art. 768 inciso c) al decir “Intereses moratorios.- A partir de su mora el deudor debe los intereses correspondientes.- La tasa se determina: a) por lo que acuerden las partes; b) por lo que dispongan las leyes especiales; c) en subsidio, por las tasas que se fijen según las reglamentaciones del Banco Central”.- De su texto literal se observa que a falta de convención inter partes o de determinación legal, la tasa de interés moratoria en las obligaciones será la que fijen las reglamentaciones del Banco Central de la República Argentina, acotando de esta manera la discrecionalidad del Juez al momento de su determinación.-

Pero cabe preguntarse ¿Qué tasa de interés debe fijar el Banco Central de la República Argentina?, ¿Cuál de todas las tasas de interés?, ¿Será de las denominadas tasas activas o tasas pasivas?.-

Así nuevamente el Código Civil y Comercial de la Nación nos trae una zona de penumbra e imprecisión, que será esta magistratura quien deba aportar claridad, precisión y certeza en su resolución acerca de qué tasa de interés debe aplicarse.-

En cuanto a la vigencia temporal del Nuevo Código Civil y Comercial de la Nación tengo que el mismo resulta de aplicación para el futuro, no siendo de aplicación retroactiva (art. 7), siendo que las leyes se aplican a partir de su entrada en vigencia, aplicándose a las consecuencias de las relaciones y situaciones jurídicas existentes.- No escapa a ésta magistratura que el Banco Central de la República Argentina aún no ha publicado ni difundido los índices o tasas de interés que corresponde a lo dispuesto en el art. 768 inc. c) del Nuevo Código Civil y Comercial de la Nación por lo que debe acudirse a su integración judicial frente a la falta y ausencia de determinación.-

Y frente a ello, la Corte Suprema Provincial recientemente en fallo “Cabrera Pablo David c/ Ferrari Rubén Adrián s/ Daños y Perjuicios” C119.176 del 15/6/2016 ha sentado postura -por mayoría de miembros- sostuvo que frente a la vigencia del Nuevo Código Civil y Comercial de la Nación (Ley Nacional 26.994 y modif.) será de aplicación a las deudas en mora -cuando no existiese convención de partes ni remisión normativa- la tasa de interés pasiva más alta de las que fije el Banco de la Provincia de Buenos Aires, al decir en voto mayoritario sostenido por la Dra. Kogan “… Por otra parte, el nuevo Código Civil y Comercial, dispone en su art. 768 inc. “c”, de modo subsidiario, la aplicación de las tasas que se fijen según las reglamentaciones del Banco Central.- En este contexto, entiendo que la evolución de las distintas tasas de interés pasivas aplicadas por el Banco de la Provincia de Buenos Aires, que se hallan determinadas en el marco reglamentario de la mencionada institución oficial (art. 768 inc. “c” Cód. cit.), impone precisar el criterio que éste Tribunal ha mantenido hasta ahora en carácter de doctrina legal, en pos de la referida finalidad uniformadora de la jurisprudencia.-

Por tal razón, considero que los intereses deberán calcularse exclusivamente sobre el capital, mediante la utilización de la tasa pasiva más alta fijada por el Banco de la Provincia de Buenos Aires en sus depósitos a treinta (30) días, vigente al inicio de cada uno de los períodos comprendidos y, por aquellos días que no alcancen a cubrir el lapso señalado, el cálculo debe ser diario con igual tasa, desde la fecha de cada pago realizado o en su caso la fecha del daño para el caso del daño moral (arts. 622 y 623 C.C. Vélez Sarsfield; 7 y 768 inc. c CCyC; 7 y 10 Ley 23.928 y modif.)…”.-

Por lo expuesto, teniendo en cuenta las prescripciones del Código Vélez Sarfield (art. 622) y el Nuevo Código Civil y Comercial de la Nación (art. 768 inc. c), en una aplicación transitoria de uno y otro marco legal (art. 7 CCyC), y teniendo como norte y sentido de justicia (art. 17, 19, 33 y cc. Constitución Nacional; art. 11, 31 y cc. Constitución Provincial; arts. 1068, 1071 y cc. Cód. Civil), estimo que en el caso se deberá aplicar la tasa de interés pasiva más alta que fije el Banco de la Provincia de Buenos Aires en sus operaciones de depósito a 30 días, los que se devengarán para el rubro “daño directo» desde la fecha 14/7/2015, y en lo que corresponde a “daño moral” y «daño punitivo» desde la fecha de la presente sentencia; todo ello hasta su efectivo pago.-

VII) COSTAS: Conforme el modo de resolver el asunto, las costas se imponen a la demandada en su condición de vencida (art. 68 CPCC).-

Conforme lo expuesto, de acuerdo a lo normado en el art. 42 de la Constitución Nacional; art. 38 de la Constitución Provincial; arts. 1,5, 9, 10, 957, 959, 961, 963, 971, 974, 984, 1092, 1093, 1094, 1096, 1097, 1100, 1735, 1737, 1741 y cc. del Código Civil y Comercial (Ley Nacional 26.994 y modif.); arts. 1, 3, 4, 7, 8, 8 bis, 10, 10 bis, 40, 52, 53, 65 y cc LDC; Ley Provincial 13.133 (Código Provincial del Consumidor); arts. 330, 354 inc. 1), 375, 384, 474 y cc CPCC; y en cumplimiento de lo normado en los arts. 15, 168 y 171 de la carta magna provincial, y arts. 34, 163 del código de rito; FALLO: 1) Haciendo lugar a la demanda de cumplimiento contractual y daños y perjuicios promovida por LORENA CATALINA CIGLIA LELLI contra FALABELLA S.A., condenando a ésta para que dentro del plazo de diez (10) días haga entrega a la accionante de los siguientes productos: mocasines Newport talle 37 color negro, mocasines University Club color marrón talle 43, zapatilla Crostrain Sprnt TR Reebok color celeste talle 37, camisa Basement talle 17.5 celeste, bikini volados Sweet Victorian, camisa Grunge Bsement talle L color rojo, bikini Strapless Estrella Sweet Victorian talle 85 color azul, o en caso de cumplimiento imposible en dicho plazo deberá abonar la suma de $ 2.685- (pesos dos mil seiscientos ochenta y cinco); y además deberá abonar la suma de $ xxxxx (pesos xxxxxxxxx) en concepto de indemnización de daño moral y daño punitivo; todo ello con más los intereses establecidos en el Considerando VI); 2) Costas a la demandada en su condición de vencida (art. 68 CPCC); 3) Diferir la regulación de honorarios para la etapa procesal oportuna (art. 51 Dec. Ley 8904; art. 51 Ley 14.967).- REGISTRESE.- NOTIFIQUESE POR SECRETARIA (art. 135, 483 CPCC).- Incorpórase por Secretaría la prueba documental reservada.- PARTE RESOLUTIVA EN LENGUAJE CLARO: Señora Lorena Catalina Ciglia Lelli he resuelto aceptar su reclamo por cumplimiento de contrato o en caso de cumplimiento imposible se la indemnice en dinero, como consecuencia de la oferta pública que realizara la empresa Falabella S.A. mediante su plataforma web www.falabella .com.ar, y que resultó probado que las condiciones de la oferta eran insuficientes y engañosas, modificándose los precios ofertados y cuando eran adquiridos, así como la falta de consideración debida a sus reclamos como consumidora.- Por ello he aceptado su reclamo y condeno a que le entreguen los productos o el monto equivalente al precio final, más la reparación del daño moral por el trato indigno y degradante recibido, así como la sanción por daño punitivo.- Los gastos del juicios y horarios de abogados, peritos y todos los gastos son a cargo de Falabella S.A.-